N O T I C I A S:

Abimael Guzmán y su cúpula terrorista al banquillo por Tarata

lunes, 13 de febrero de 2017

Paradójicamente, mañana 14 de febrero, en el Día del amor y la amistad, se  iniciará el juicio oral de un caso que simboliza el odio y la violencia. Abimael Guzmán y los ex miembros de la cúpula de Sendero Luminoso serán procesados como autores mediatos del salvaje atentado de Tarata que mató a 25 personas y dejó 155 personas heridas.
Esa acción criminal ejecutada en el centro de Miraflores el 16 de julio de 1992 conmocionó a todo un país que venía siendo asolado por el terrorismo  desde 1980. Nunca antes se había visto un atentado de esa magnitud en el corazón de la capital.
Esa noche, un grupo de senderistas hizo explotar un auto cargado con 400 kilos de ‘anfo’ en la cuadra 2 del jirón Tarata, desatando el terror y el dolor. 
Abimael Guzmán y su cúpula terrorista al banquillo por Tarata
La explosión de un coche bomba en la calle Tarata causó 25 muertos y 155 heridos. Fue un salvaje atentado que conmovió al país en 1992. (Foto: El Comercio)
Eso lo saben y no lo olvidan los familiares de las víctimas de esa infausta noche. Como el odontólogo Osvaldo Cava, quien recordó hace años que cuando subió desesperado al edificio en ruinas en busca de su hermano Pedro de 27, se cruzó con  sobrevivientes heridos y halló a su familiar muerto.
“Todos bajaban con heridas en la cara. Todos tenían algún tipo de lesión. En el trayecto también pude ver cadáveres mutilados, pude ver escenas que realmente me hacían pensar que estábamos viviendo una guerra”, narró a la Comisión de la Verdad y Reconciliación.
Tampoco olvida esa noche de terror, Vanessa Quiroga, quien entonces era una niña de cinco años que perdió una pierna. Ella acompañaba a su madre que era una vendedora ambulante.
Seis años más tarde, la Sala Superior Penal Corporativa para Casos de Terrorismo sentenció a seis senderistas como los autores materiales del desquiciado atentado. Fueron condenados a penas entre 25 y 30 años de cárcel.
Uno de ellos fue Juanito Orozco Barrientos, miembro del destacamento especial 12 de Sendero Luminoso, quien preparó con otros la carga explosiva. Capturado en junio de 1996, este subversivo ‘cantó’ ante los agentes de la Dincote y ayudó a identificar a los que participaron en el atentado.  
El tribunal, además, dispuso a los sentenciados el pago de una reparación civil de 10 millones 200 mil soles, de la cual no se ha abonado ni un sol hasta el momento. 
—Autores mediatos—
Recién en el 2005, la fiscalía y la procuraduría contra el terrorismo solicitaron que el cabecilla de Sendero Luminoso, Abimael Guzmán, y los integrantes de su cúpula también fueran procesados por el Caso Tarata, como autores mediatos, alegando que habían planificado y ordenado ese atentado.
Tras una larga investigación fiscal, el  6 de enero del 2013 un juez dictó el auto apertorio de instrucción, es decir abrió proceso penal a los terrrorista. Tres años después, el caso pasó a la etapa de juicio oral que se inicia mañana en la Base Naval del Callao.
La fiscalía ha pedido la pena de cadena perpetua para Guzmán y sus once coprocesados. (El Comercio)
Alfredo Crespo, abogado del cabecilla terrorista, sostiene que ni su cliente ni nadie del comité central senderista dio la orden del atentado.  “Esa fue decisión de un destacamento que actuó por su cuenta. Además, el blanco no era el edificio sino un banco. Abimael Guzmán condenó ese hecho”, indicó a El Comercio.
Sin embargo, ex juez antiterrorista Marcos Ibazeta asegura que “ningún atentado se realizaba sin que el plan fuera consultado y aprobado por el comité central .Era imposible que un destacamento actuara por su cuenta”.
Guzmán y muchos de su coprocesados ya están condenados a cadena perpetua, pero podrían volver a recibir la misma pena por Tarata. Eso se verá al final de este juicio. (El Comercio)
Comparte este artículo en :
 

© Copyright radioperuinka 2016 | Director General Periodista Julinho Aguirre Soto | |Lima Perú.