N O T I C I A S:

Alejandro Toledo no tiene orden de captura fuera del Perú

domingo, 12 de febrero de 2017

Anoche, mientras se difundía el rumor de que Alejandro Toledo estaba próximo a abordar un vuelo en San Francisco, Estados Unidos, con destino a Tel Aviv, Israel, El Comercio constató que sobre el prófugo ex mandatario no pesa una orden de detención en territorio norteamericano.
Pese a que el ministro del Interior, Carlos Basombrío, anunciaba por Twitter que sí había una orden de captura contra Alejandro Toledo, lo cierto es que esta no se aprobó en Estados Unidos.
La historia comienza la madrugada del sábado cuando el Ministerio de Relaciones Exteriores recibe del Ministerio Público la orden judicial para solicitar la captura de Alejandro Toledo en tierras estadounidenses.
En ese momento, ya se sabía que Toledo se encontraba en San Francisco y  que había una orden vigente de la Interpol para localizarlo. Pero eso no era suficiente para arrestarlo (la Interpol solo ubica, no detiene). Era necesario que la cancillería peruana remitiera la solicitud al consulado norteamericano en el Perú (para la legalización correspondiente), y esta se transmitiera a la Embajada del Perú en EE.UU. y luego al Departamento de Estado de EE.UU. Con el visto bueno de esta oficina y del Departamento de Justicia estadounidense, un juez norteamericano podía emitir la disposición de captura a la policía local.
Todo este recorrido de comunicaciones se dio de manera extraoficial por vía electrónica el sábado, pues el consulado norteamericano en el Perú está cerrado hasta el lunes y cancillería era consciente del peligro de que Alejandro Toledo viajara. La detención era viable aunque todo el proceso se hubiera realizado solo por correos si luego se subsanaba con el envío de los documentos originales.
Pero el Departamento de Estado norteamericano contestó que el pedido del juez peruano no estaba bien fundamentado, por lo que no lo transmitiría al juez de California. El problema fue el sustento de la “causa probable”: que haya indicios suficientes de la comisión del delito en el Perú y que ese crimen o uno similar sea también sancionado en EE.UU.
Fuentes de la cancillería nacional confirmaron este proceso a El Comercio y dieron cuenta de lo sucedido con el Departamento de Estado. Ante ello, el juez peruano tendría que subsanar su petición para que Relaciones Exteriores pueda presentarla formalmente mañana lunes, aunque para entonces podría resultar de poca utilidad. En ausencia de un mandato de detención, el ex presidente acusado de recibir coimas de US$20 millones de Odebrecht podría salir de dicho país en cualquier momento. (El Comercio)
Comparte este artículo en :
 

© Copyright radioperuinka 2016 | Director General Periodista Julinho Aguirre Soto | |Lima Perú.