N O T I C I A S:

Lunahuaná gourmet: Del pisco de uvina al tacu pallar

sábado, 18 de febrero de 2017

El valle de la provincia limeña de Cañete aún guarda historias de la guerra con Chile y de cómo se hace el verdadero pisco. Pero mejor aun, ahora su gastronomía criolla se ha diversificado sin dejar de ser exquisita desde el primer bocado. En el hotel La Confianza, en el anexo de Catapalla, en el distrito de Lunahuaná, se puede encontrar, aparte de bungalows dentro de un viñedo frente a un río, un menú de truchas en salsa maracoto (mezcla de maracuyá con rocoto); con mango picante (fusión de este fruto con el ají limo), y otra con vino y romero. Su panqueque con chocolate y cereza es el puntillazo final a este tour del sabor.
El sol y la brisa del río es un aliciente para probar el cebiche de trucha del hotel Rumiwasi, un páramo con piscinas y acceso al río, ideal para los que aman el confort en medio del bosque. Pero el apetito es atrevido y enrumbamos hacia un mini resort denominado El Molino, donde nos esperaban con su creación: el tacu pallar, que se sirve acompañado de seco de pato y zapallo loche.
Contundente pero con un sabor que no espanta el paladar, este plato invita a ser saboreado despacio, para sentir la fusión de los insumos del norte y del sur. La digestión de este manjar nos lleva directo a la bodega de vinos La Palma, donde nos acomodamos para probar su pisco de uvina Golden, aromático y delicioso hasta los huesos.

Vino borgoña y canopy

En la bodega-restaurante Mi Rosedal, afincada desde hace 25 años en la zona de Uchupampa, hay otra sorpresa para los espíritus bebedizos y almas de buen diente: el pisco Majuelo de uva Italia y su vino borgoña tinto semiseco. Si viene de hacer deportes de aventura, aquí lo recibirán con un chicharrón de conejo macerado con pisco que lo hará retornar. La tarde cae sin prisa sobre el valle de Lunahuaná, es hora del canopy, del canotaje y de recorrerlo en cuatrimotos. Hasta las autoridades y empresarios que impulsan el turismo y la gastronomía en esta zona se suman a la excursión. Pero esta es otra historia.

Dato

  • Cómo llegar: Puede ir en auto por la Panamericana Sur hasta Cañete. Si no tiene movilidad, de Lima aborde un bus (Soyuz) hasta San Vicente de Cañete. Allí debe tomar un taxi (S/6) hasta Imperial, lugar donde está el paradero de combis (S/5) a Lunahuaná. (Diario Perú 21)
Comparte este artículo en :
 

© Copyright radioperuinka 2016 | Director General Periodista Julinho Aguirre Soto | |Lima Perú.