N O T I C I A S:

OPINIÓN. Cuidado con la salud mental, por Ángel Romero Díaz

sábado, 25 de febrero de 2017


Cuidado con la salud mental, por Ángel Romero Díaz (Diario Expreso)
El 17 de este mes, un hecho criminal ocurrido en el distrito de Independencia en Lima, concitó la atención de la población y despertó la alarma frente a un problema de salud mental que, por lo general, pasa desapercibida por las propias personas que la padecen, debido a lo inusual de sus manifestaciones clínicas o a la estigmatización personal y social que este tipo de mal genera en una población atrapada por fetiches sociales. Eduardo Romero Naupay, de 32 años, asesinó, en extrañas circunstancias, a cuatro inocentes víctimas y dejó heridas a otras ocho personas en un centro comercial del Cono Norte, hasta que fue abatido por un policía vestido de civil que se hallaban en las inmediaciones del lugar.
La tragedia alarmó, con justificada razón a la población. No habíamos estado acostumbrados a este tipo de comportamiento que sí era frecuente ver en otros países más desarrollados. Se habló mucho del tema. Se especuló sobre las razones que habría tenido el criminal para regar de sangre y muerte un concurrido centro comercial. La prensa entrevistó a especialistas de todo tipo. La mayoría de ellos coincidió en advertir que se trataría de un problema de salud mental que afectaría al asesino y que la propia familia y, menos, la sociedad, habría advertido en su exacta dimensión clínica. Y de eso se trata, precisamente: de poner los reflectores a un problema que afecta, silenciosamente, a la población, tanto que se dice que los problemas mentales constituyen el 12 por ciento en relación a otras enfermedades en el mundo.
Según estadísticas oficiales, en el Perú los sectores más vulnerables a este tipo de enfermedad son los de escasos recursos que no tienen acceso a los servicios básicos de atención en salud mental. Se afirma que en Lima, la ciudad mejor dotada de recursos, casi un 30 por ciento de la población presenta algún tipo de problemas en salud mental, lo cual es más alarmante aún si tenemos en cuenta que para cada 300 mil personas tenemos un psiquiatra como promedio en el país. El problema se torna preocupante. Este hecho de violencia ha servido para poner en agenda la gravedad del problema y visibilizarlo ante las autoridades y la propia opinión pública que debería tomar conciencia de su magnitud.
El estrés es una patología que crece día a día en la población. La vida agitada y atosigante que enfrenta la persona en su diario vivir contribuye, en mucho, a la aparición de elementos perturbatorios en su salud mental como la depresión, por ejemplo. Un alto funcionario del Instituto Honorio Delgado Hideyo Noguchi sostiene que cada año un millón setecientas mil personas llegan hacer un cuadro de depresión, en promedio. Y las atenciones por emergencia en este centro de salud se incrementaron, el año pasado, en un 27 por ciento, respecto del año anterior.
Comparte este artículo en :
 

© Copyright radioperuinka 2016 | Director General Periodista Julinho Aguirre Soto | |Lima Perú.