N O T I C I A S:

OPINIÓN. Fotocheck político de febrero, por Mirko Lauer

miércoles, 15 de febrero de 2017

Fotocheck político de febrero, por Mirko Lauer (Diario La República)
Carlos Basombrío. El sistema recompensa/captura sigue funcionando a un ritmo suficiente como para interesar al público. Ya podría estar divulgando cifras y balances. Buena fortuna: la relación con Interpol pasa por su ministerio. Mejor fortuna aun si le toca a él ser quien presente a un Toledo capturado al país.
Keiko Fujimori. Sigue la estrategia de las declaraciones flash. Fuerza Popular da la impresión de haberse deprimido ante la andrajosa situación de sus principales enemigos: sin nadie a quién ganarle, las victorias del 2018 y el 2021 se están volviendo algo quiméricas. Los pedidos de buen trato a Toledo lo son también de buen trato a Joaquín Ramírez, llegado el momento.
Nadine Heredia. Ella y su esposo parecen ubicados en una suerte de segundo turno en el carrusel de las delaciones. Frente al alambicamiento de lo de las agendas, los soplos del caso Odebrecht se ven más bien expeditivos, rotundos. Con lo cual la chamba de la FAO se va alejando como opción real. El silencio de Ollanta Humala es notorio.
Pedro Pablo Kuczynski. Su discurso y su llamada a Washington han logrado mejorar la ubicación del Ejecutivo en el banquete político. Además corrupción y huayco están tapando las dificultades económicas. Pero todavía algunos esperan verlo como la cereza del pastel brasileño. Le siguen faltando políticos y sobrando congresistas.
Verónika Mendoza. Conserva cierta presencia mediática, pero la izquierda parece preferir ir separada en sus grupos tradicionales antes que detrás de ella. Marco Arana está haciendo una labor de zapa lenta y discreta, pero eficaz, con el ojo puesto en su propia candidatura. No hay noticias sobre el recojo de firmas para Nuevo Perú.
Pablo Sánchez. Está ejerciendo un efectivo liderazgo en el ministerio público, también gracias al apoyo de Duberlí Rodríguez. Al final logró sacudirse de la comisión Lava Jato y tomar la sartén anticorrupción por el mango. Pero las perspectivas acusatorias están superando los recursos disponibles.
Alejandro Toledo. Sus únicas defensas son el ataque y el desafío a la lógica común. El país había olvidado lo escurridizo que puede ser el político de Cabana. Esta es su hora más negra, pero algunos ya lo ven de candidato en el 2021. Pero para eso tendrían que suceder muchas cosas que hoy parecen inverosímiles.
Comparte este artículo en :
 

© Copyright radioperuinka 2016 | Director General Periodista Julinho Aguirre Soto | |Lima Perú.