N O T I C I A S:

El procedimiento de la Interpol para ubicar a Alejandro Toledo

sábado, 11 de febrero de 2017

Alejandro Toledo ha vuelto a las primeras planas. Su rostro de sonrisa incómoda forma parte del más reciente aviso del Programa de Recompensas del Gobierno. Por una pista que conduzca al paradero del ex mandatario, el Ministerio del Interior ofrece S/100.000 de recompensa, monto que representa apenas el 0,14% de los US$20 millones que Toledo habría recibido de la constructora brasileña Odebrecht a cambio de la concesión de la carretera Interoceánica.
Del ex gobernante se sabe poco desde que el juez Richard Concepción Carhuancho dictó prisión preventiva por 18 meses y una orden de captura internacional. Toledo no ha compartido ningún pronunciamiento dirigido a los militantes de Perú Posible. Tampoco ha aparecido en Facebook alguna diatriba de la ex primera dama Eliane Karp contra los detractores de su esposo.
 
Según un comunicado emitido por la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM), una “buena fuente” comunicó que el economista de 70 años estaría en Estados Unidos. “Creemos que hay un 90% de probabilidad de que el ex presidente Toledo esté en San Francisco”, dijo el ministro Carlos Basombrío por la tarde al canal estatal TV Perú.
La ascendencia judía de Karp y las fuentes de la PCM han colocado Israel en la brújula del Ejecutivo. “Hemos avisado a las autoridades de ese país [sobre] la posibilidad de que [Toledo] quiera ingresar a su territorio. Estamos trabajando lo más rápido posible”, afirmó Basombrío.
Francia era, hasta el jueves pasado, el último paradero conocido del ex presidente. En una fotografía publicada el 31 de enero, Toledo y su esposa aparecen abrazados delante del Arco del Triunfo parisino.
Por lo pronto, las autoridades peruanas ya notificaron a la Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol) para que el ex jefe del Estado sea colocado en la lista de las personas buscadas por la justicia . Sin embargo, hasta el momento, el nombre de Toledo Manrique aún no integraba la nómina que aparece en la página web de la institución.
—Defensa a la ofensiva—
La sorpresiva incorporación del ex congresista Heriberto Benítez a la defensa legal del líder de Perú Posible ha causado incomodidad en Paolo Aldea, quien asumió como abogado de Toledo el último fin de semana.
Benítez no solo ha quitado protagonismo a Aldea frente a la prensa, sino también ante el Poder Judicial. En la audiencia del jueves fue quien realizó la sustentación y expuso argumentos casi antagónicos a los que su colega esbozó en los días previos.
“He decidido, a la brevedad, sostener una conversación con mi cliente para poner las cosas claras y concretas. Me parece que la ambivalencia e improvisación perjudican la defensa técnica de su causa”, expresó Aldea en diálogo con El Comercio.
El abogado, de 29 años, relató que mantuvo una última conversación con Toledo a las 3 p.m. de ayer y que este lo autorizó a redactar y presentar la apelación al fallo de Richard Concepción Carhuancho. “Voy a entregar el recurso el martes. He sugerido al ex presidente que espere a que este se resuelva antes de presentarse a las autoridades [...]. Su ubicación no es de mi interés”, aseveró.
Benítez contó a este Diario que habló por teléfono al mediodía, pero negó que este le haya especificado dónde se encuentra. “No hay necesidad de que yo sepa dónde está. ¿Cuál puede ser mi interés real en tener esa información? Puede ser que mi teléfono o el suyo estén intervenidos, por ejemplo. La única certeza que tengo es que está fuera del país”, señaló.
Aunque el ex abogado de César Álvarez coincide con Aldea en que el ex presidente Toledo no debería  volver al país antes de que se resuelva la apelación, la forma en la que se refirió a su colega evidenció que entre ambos no hay simpatía.
“Lo importante es lograr el objetivo: revocar la prisión preventiva. No importa quién redacte el documento. Que lo haga él, no hay problema. Quizá tiene más tiempo o de repente es un genio y puede hacer todo solo”, acotó con ironía.
Mientras el ex presidente Alejandro Toledo evalúa su próximo movimiento, la policía internacional ha emprendido su búsqueda. El final de este capítulo parece inevitable.
—El procedimiento de la Interpol—
El gobierno notificó al organismo internacional para que emita alerta roja y orden de captura.
1. ¿Cómo se localiza a una persona con orden de captura fuera del país?
Luego de que el Poder Judicial emite una orden de prisión y captura contra un requisitoriado que se encuentra fuera del país, la  policía notifica la medida a la oficina de Interpol en Lima. Esta a su vez la comunica a la central de Interpol en el exterior, donde un comité evalúa la procedencia de la orden de captura internacional.
2. ¿Qué evalúa el comité de Interpol para emitir la alerta?
El comité evaluador de Interpol analiza que no exista persecución política, religiosa o de otra índole contra el requisitoriado para asegurarse de que, más allá de que se ha emitido una orden judicial de una autoridad competente, no haya detrás una motivación ajena a la comisión de un delito. También se verifica que el crimen sea sancionable internacionalmente.
3. ¿Qué pasa cuando termina la evaluación de Interpol?
Si se determina la procedencia de la orden de captura, la Interpol emite una “alerta roja” e informa a sus 190 centrales en todo el mundo y a las autoridades migratorias y policiales de dichos países. Con ello se procede a la ubicación del requisitoriado. Luego de esto, un juez local debe ordenar la captura. (El Comercio)
Comparte este artículo en :
 

© Copyright radioperuinka 2016 | Director General Periodista Julinho Aguirre Soto | |Lima Perú.