N O T I C I A S:

Un sacerdote peruano podría convertirse en santo

martes, 28 de febrero de 2017

El papa Francisco ha reconocido las 'virtudes heroicas' del monseñor peruano Octavio Ortiz Arrieta, lo que es considerado el primer paso para la santidad. El máximo pontífice aprobó el decreto que reconoce esas virtudes en una audiencia que mantuvo con el prefecto de la Congregación para la Causa de los Santos, Angelo Amato.
La Santa Sede informó que el camino a la santidad para Octavio Ortiz tiene varias etapas: en la primera el Papa reconoce las virtudes de alguien, que pasa a ser considerado "Venerable Siervo de Dios." Después siguen los pasos de la beatificación y la canonización.
Para que un venerable sea beatificado es necesario que se haya producido un milagro con su intercesión y para que sea canonizado (declarado santo) es necesario un segundo milagro, posterior a su proclamación como beato.
Monseñor Octavio Ortiz Arrieta sería el tercer sacerdote nacido en el Perú que podría ser canonizado por el Papa. Él nació en Lima el 19 de abril de 1878, fue ordenado sacerdote el 27 de enero 1907 y obispo el 11 de junio de 1922, según el portal oficial de la Congregación Salesiana del Perú.
Se informó que él fue un hombre que viajó a pie, a caballo por cordilleras, en medio de bosques y ríos para llevar la palabra de evangelio al pueblo de Chachapoyas (San Martín).
Desde la segunda década del siglo XX y durante 37 años, este primer obispo de la congregación salesiana no tuvo obstáculo para catequizar y motivar a los jóvenes de entonces a llenar las salas del antiguo palacio episcopal de esa zona.
Quienes lo conocieron cuentan que fue acogedor, amable, alegre, cercano a la gente. Fue un organizador nato: realizó 8 visitas pastorales; celebró 3 sínodos diocesanos y un Congreso Eucarístico; reorganizó los archivos de la parroquia; creó asociaciones y cofradías; publicó un periódico.
Cuando el Arzobispado de Lima permaneció vacante, el Nuncio Apostólico, en nombre del Papa, se lo ofreció y Ortiz Arrieta le dio las gracias y declinó la propuesta: quería quedarse en medio de la gente chachapoyana hasta su muerte. Él falleció el 1 de marzo de 1958, a la edad de 79 años.
Se debe indicar que en diciembre del 2015, dos curas polacos y un italiano, ultimados por Sendero Luminoso en 1991, fueron beatificados. (Diario La República)
Comparte este artículo en :
 

© Copyright radioperuinka 2016 | Director General Periodista Julinho Aguirre Soto | |Lima Perú.