N O T I C I A S:

Quien adquiera un celular robado será denunciado penalmente

miércoles, 10 de mayo de 2017

A partir de ahora los usuarios tendrán que pensar muy bien al momento de decidirse por adquirir un celular de dudosa procedencia, ya que el uso de un móvil de esta característica no solo representará la inhabilitación del equipo y la línea de telefonía; conllevará, además, una sanción penal para el propietario.
El robo de celulares es un delito que se comete a diario y a toda hora en todo el país. Según cifras estadísticas del Organismo Supervisor de la Inversión Privada en Telecomunicaciones (Osiptel), anualmente se roban 6.254 equipos.}
Para reducir esta problemática, el Gobierno, a través del Ministerio del Interior (Mininter), ha puesto en marcha la campaña "celular robado, celular bloqueado".
No solo se busca atacar los puntos de venta de celulares ilegales, también sancionar a quienes contribuyan a que el delito de robo para fines de comercialización no tenga fin, perjudicando así a los legítimos propietarios.

50 mil primeros equipos

Las operadoras de telefonía móvil alcanzaron la lista de teléfonos robados o que fueron alterados en su IMEI (código de identificación de los equipos celulares) al Osiptel.
A su vez, el Osiptel entregó esa información a la Policía Nacional, que ahora posee la "lista negra" de equipos celulares.
"Hoy 50 mil peruanos y peruanas ya saben que poseen un celular robado o modificado. Muchos de ellos creyeron que usándolo de esa forma se ahorraban el gasto", dijo el ministro del Interior, Carlos Basombrío.
Un mensaje de texto (sms) enviado por las operadoras a cada uno de esos 50 mil equipos advierte: "Usted posee un celular reportado como robado, tiene 48 horas para entregarlo a su operador o podría ser investigado penalmente", señala el mensaje.
En virtud de que no siempre los usuarios conocen la procedencia exacta del equipo que poseen, es que fue establecido dicho plazo de dos días, el mismo que rige desde la llegada de dicho sms.
"A partir de hoy (ayer) vamos a ir aumentando semana a semana el número de avisos a personas que tienen celulares robados", agregó Basombrío.
"Este es un proceso que empieza hoy formalmente pero que tomará tiempo, al menos hasta que todos los usuarios sean conscientes de esto. Necesitamos mucha colaboración de todos para que funcione. Estamos trabajando para un Perú más seguro", dijo el presidente Pedro Pablo Kuczynski, quien acompañó el lanzamiento de la campaña.

Las consecuencias

Si el portador hace caso omiso a la notificación, vencido el plazo automáticamente la operadora bloqueará el equipo, pero también suspenderá la línea móvil del usuario.
Pero no todo queda allí. Al no entregar el equipo celular, la operadora reportará el hecho a la Policía para que esta comunique al Ministerio Público y se dé inicio a la denuncia penal por delito de receptación.
Este delito normado en el Código Penal establece prisión efectiva de 5 años en adelante, y se agrava para los casos en los que “se adquiera, posea, utilice, convierta o transmita bienes, sabiendo que estos tienen su origen en una actividad delictiva, cometida por él o por cualquiera tercera persona", indica el Código.

Facilidades

"Si el portador se acerca y cumple con la entrega del equipo, allí acabará su problema. No es nuestro objetivo perseguir a la población sino hacer que los delincuentes ya no busquen robar celulares", recalcó el ministro del Interior.
Para los que cumplan con entregar el equipo robado, recibirán de parte de las operadoras facilidades para la adquisición de un nuevo equipo totalmente legal.
Esta campaña impulsada en el marco del decreto legislativo Nº 1338, también considera la fiscalización a los puntos de venta de celulares de procedencia ilegal.
El lunes, la Policía realizó tres intervenciones simultáneas en Lima: en el mercado Las Malvinas, en Polvos Azules, y en puestos del Callao.
En estas tres zonas se confiscaron 2.800 celulares en total al intervenir a 44 locales de venta de estos equipos.
Todo esos celulares, según informó el Mininter, serán sometidos a una corroboración con las "listas negras".
Es sabido que muchos de los celulares robados en Lima tienen como destino estos lugares de venta, de ahí la necesidad de fiscalizarlos.

Denunciar es clave

Ahora bien, para que todo lo anteriormente descrito funcione, es importante que las personas que han sufrido robos o pérdidas de sus equipos celulares realicen la denuncia correspondiente para que ese equipo sea reportado como tal. "Esa es la manera como la población puede contribuir con esta medida", dijo el Ministro Basombrío.

Trágicas historias

El 27 de marzo último, Carlos Zevallos Rojas (54) se encontraba paseando a su mascota en horas de la noche en un parque de San Juan de Miraflores, cuando de pronto fue interceptado por dos hampones que, en el afán de robarle su celular, terminaron asesinándolo cuando él mostró resistencia.
Ese mismo día, pero en el lado este de Lima, en el distrito de Ate, José Robert Huamán también era asesinado de tres puñaladas cuando se dirigía a recoger a su madre en un mercado aledaño. Él también fue sorprendido por dos delincuentes que buscaban robarle su celular.
Por casos como estos es que reducir el robo de celulares siempre fue una necesidad urgente. Ahora se espera que la medida alcance los objetivos deseados para que ningún peruano más sea asesinado por un insignificante celular.

PNP debe estar atenta a nuevas modalidades, por Gustavo Dávila Angulo 

Todo ayuda a combatir el delito, y cuantas más trabas tengamos para frenar el actuar delictivo, siempre será positivo. Sin embargo, así como existen bloqueos y parámetros técnicos, el delincuente también buscará contrarrestar esas barreras.
La delincuencia latinoamericana tiene numerosas astucias y la Policía tiene que estar atenta a esas nuevas modalidades que surjan. Yo le auguro buenos resultados. Ojalá que los delincuentes no encuentren métodos para "sacarle la vuelta" al tema. Un ejemplo de ello es algo que ha pasado en los Estados Unidos: las personas infractoras de los límites de velocidad en las vías han adquirido un aparato que detecta a los patrulleros a cierta distancia, entonces el infractor ya se protege.
Mi opinión como criminólogo es que a mayor dificultad, menor delito.
Ahora bien, mientras el Gobierno y el ministerio están tomando medidas que sean efectivas, la población también tiene que hacer su parte y no exponerse en zonas donde ya se sabe que están los arrebatadores, como es la zona perimétrica del damero de Pizarro.
La labor de seguridad es de todos, tanto de la población como de las autoridades. (Diario La República)
Comparte este artículo en :
 

© Copyright radioperuinka 2016 | Director General Periodista Julinho Aguirre Soto | |Lima Perú.