N O T I C I A S:

¿‘Faenón’ con los ‘petrobonos’?

jueves, 8 de junio de 2017

¿No nos había explicado, el 26 de octubre del año pasado, el mismo titular del Ministerio de Energía y Minas, Gonzalo Tamayo, que el proyecto de modernización de la Refinería de Talara (PMRT) era sobredimensionado y costoso? Claro. La inversión en el PMRT había pasado de US$ 1,711 millones –según Humberto Campodónico en 2012– a los US$ 4,782 millones anunciados por el entonces presidente de Petroperú, Augusto Baertl, un 12 de octubre de 2016. Pero ahora es mucho más.
Para financiar este “elefante blanco”, el nuevo Gobierno de Pedro Pablo Kuczynski, en sintonía con el anterior, echó mano a los bonos soberanos, es decir a la deuda para sacar adelante el proyecto.
No se sabe en detalle cómo es que el primer Directorio de Petroperú solicita US$ 1,000 millones de bonos y los aceptan en el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF). Luego, sin ninguna explicación, Baertl sube el monto a US$ 1,500 millones.
Sale Baertl de Petroperú en el último CADE de Paracas, por la presencia de Vladimir Huaroc en una gerencia de conflictos sociales de la petrolera del Estado, y el nuevo presidente del Directorio, el ex Backus Luis Eduardo García Rossell, llega a 2,000 millones, y el MEF también lo autoriza.
Antes de que estallara el escándalo del contralor Édgar Alarcón, la entidad de control ya estaba elaborando un informe con observaciones de cómo es que el MEF puede haber dado una autorización de endeudamiento (RM-017-2017-EF/52) para la emisión de bonos por US$ 2,000 millones y a corto plazo.
Si para entonces ya era un escándalo en los medios especializados el festín de los bonos, ahora la situación es mucho más delicada, en la medida en que la Contraloría, aun si fuera presa de una campaña para deslegitimarla, tiene que explicar al país sobre los procedimientos administrativos para la emisión de bonos por US$ 3,000 millones aprobada en la junta general de accionistas de Petroperú el último 3 de marzo.
En medios informados se supo que estos procedimientos tenían observaciones de tipo penal de parte del instituto contralor, y eso lo sabían en el Ejecutivo, que en ese momento estaba con la idea fija del principal reto de destrabe de inversiones llamado Aeropuerto Internacional de Chinchero, con Kuntur Wasi.
Esto con el agravante de que ahora se sabe que, según estimados de Petroperú, el financiamiento para el PRMT se calcula en US$ 5,400 millones, y se ejecutará con participación de la empresa española de seguros de crédito a la exportación (CESCE), y con la obvia emisión de los bonos en mención.
Se ha filtrado que Contraloría tiene observaciones a los costos que el mismo Baertl había puesto al descubierto, y más aún a los procedimientos para embarcarse en esta nueva operación de endeudamiento en el mercado internacional.
Como es público, el 22 de mayo la Contraloría envió un oficio a la gerencia corporativa de finanzas de Petroperú solicitando información adicional legal, económica y financiera del proyecto, así como al cronograma del avance de la ejecución física y financiera de la refinería. En un plazo de 15 días Petroperú habría absuelto las observaciones.
¿DOS REFINERÍAS?

Conforme pasaban los meses, es bueno subrayarlo, el Ejecutivo ha venido soltando la verdad con cuentagotas. Por ejemplo, no era que se iba a modernizar la Refinería de Talara sino que se estaba construyendo una nueva. Ahora ya se habla de dos refinerías en un país como el Perú que no es petrolero, porque de una producción de 200 mil barriles diarios en 1980 el año pasado, solo llegamos a 58 mil, y este año apenas superaremos los 40 mil, según Carlos del Solar.
Por eso el costo de la refinería ha subido de US$ 1,300 millones el 2008 a US$ 5,400 millones en 2017; y por eso el aumento del monto de los bonos de endeudamiento, según los expertos, como César Gutiérrez, quien en estas páginas observa el manejo financiero, o de otros de la talla de Juan Mendoza, o de Ricardo Lago, para quien este tipo de refinerías que procesan entre 15,000 y 20,000 barriles por día no debe costar más de US$ 1,900 millones, de acuerdo con la data de la Agencia Internacional de la Energía.
Congreso pide informes a Petroperú
Ante esta realidad, el legislador fujimorista Daniel Salaverry, titular de la comisión que investiga las concesiones de las megaobras otorgadas durante el gobierno de Ollanta Humala, dijo a EXPRESO que había pedido a Petroperú un informe sobre la emisión de bonos soberanos para la modernización de la Refinería de Talara, con el objetivo de conocer si el dinero de todos los peruanos está siendo bien administrado.
“Hemos pedido un informe a Petroperú con respecto a los bonos soberanos. Estamos esperando que nos llegue la información solicitada, preparándonos ya para la investigación de la etapa de la Refinería de Talara. Lo que sí puedo decir es que vamos a investigar a profundidad si los recursos de los peruanos están siendo bien invertidos”, sostuvo.
HAY INSEGURIDAD EN EL GOBIERNO
El congresista Freddy Sarmiento, coordinador del grupo de trabajo de la “Supervisión del Proyecto de Modernización de la Refinería de Talara e Hidrocarburos”, afirmó que el Gobierno no está seguro de la transparencia de la emisión de bonos soberanos para la Refinería de Talara, y espera el informe de la Contraloría. (Diario Expreso)
Comparte este artículo en :
 

© Copyright radioperuinka 2016 | Director General Periodista Julinho Aguirre Soto | |Lima Perú.