N O T I C I A S:

Luiz Antonio Mameri, el nuevo colaborador estrella de Odebrecht sobre el caso Lava Jato

domingo, 20 de agosto de 2017

Sabe demasiado. El ex jefe máximo de las operaciones de la constructora brasileña en América Latina y Angola, siendo informante de la justicia brasileña, estuvo en el Perú en noviembre del 2016 para, aparentemente, coordinar sus destapes sobre pagos de sobornos. Visitaba con frecuencia el país en los gobiernos de García y Humala.
Entre el primero y cinco de febrero del 2016, el brasileño Luiz Antonio Mameri estuvo de visita en el Perú y no precisamente por razones turísticas. El 16 de junio del 2015, la Procuraduría de la República denunció ante la Justicia Federal de Brasil al presidente de la constructora Odebrecht, Marcelo Bahia Odebrecht, por haber montado una estructura de corrupción en su país y diferentes partes del mundo para ganar millonarias licitaciones de obras públicas. Para la ejecución del esquema de sobornos a ex presidentes y altos funcionarios gubernamentales, Odebrecht contaba con una red de hombres de confianza que ejecutaban sus indicaciones, entre ellos, Luiz Antonio Mameri.
De acuerdo con la información corporativa de Odebrecht, Mameri era el líder de las iniciativas de inversión de la compañía en América Latina y Angola, en consecuencia, era el jefe del representante en Perú de la constructora brasileña, Jorge Barata. Sin la aprobación de Mameri, Barata no podía mover un solo dedo, así que su conocimiento de los pagos de coimas es de suma importancia.
Como Barata, Luiz Antonio Mameri es un colaborador al servicio de las autoridades brasileñas encargadas del caso Lava Jato y sus declaraciones han tenido demoledores impactos en algunos países donde ha actuado, como República Dominicana, Colombia y Argentina.
El último 2 de agosto, el diario O Globo confirmó que Mameri era uno de los colaboradores que contaba con información sobre presuntas operaciones ilegales en el Perú. El Ministerio Públicoinformó que este lunes los fiscales Hamilton Castro y Germán Juárez partirán a Brasil en busca de las manifestaciones de Mameri, las que destaparían nuevos casos de corrupción en los gobiernos de Alan García y Ollanta Humala.
No obstante que se sabía que Mameri se había acogido a la figura de la delación premiada en el contexto del caso Lava Jato –reducción de pena a cambio de información sobre actos ilícitos–, y que este alto directivo de Odebrecht estaba íntimamente vinculado con actividades de la constructora en el Perú, solo recién después de la publicación del periódico O Globo, los fiscales Castro y Juárez resolvieron viajar para pedir la información a sus pares brasileños.
Es más, en el informe de la Policía Federal de Brasil, con fecha 26 de septiembre del 2016, sobre la información incautada en la sede principal de Odebrecht, en la denominada Operación Lava Jato N° 14, se detallan los correos electrónicos que Marcelo Odebrecht y sus principales ejecutivos cruzaban para coordinar los pagos de sobornos.
Meu amigo Marcelo
Otros colaboradores
Era brazo derecho de Odebrecht en pago de sobornos por el mundo
En dicho documento se consignan varias comunicaciones entre Odebrecht y Luiz Antonio Mameri, entre otros directivos, con lo que se demuestra que era una pieza determinante del esquema de corrupción. Varios medios de comunicación hicieron pública la implicación de Mameri y su condición de colaborador premiado, pero el Ministerio Público aparentemente no lee los periódicos para informarse sobre noticias relevantes relacionadas con el histórico caso de corrupción conocido como Lava Jato.
Lo que quiere decir que cuando Mameri visita Perú entre el primero y cinco de febrero del 2016, ya era un colaborador eficaz de las autoridades brasileñas y muy probablemente vino para coordinar sus declaraciones con el otro informante, Jorge Barata.
Según las confesiones de Mameri, en su condición de autoridad máxima de las operaciones de Odebrecht en América Latina y Angola desde 2008, una vez que coordinaba con Marcelo Odebrecht el desembolso de sobornos, ordenaba al jefe de Operaciones Estructuradas, Hilberto Mascarenhas da Silva, para que ejecutara los pagos.
De acuerdo con el movimiento migratorio de Luiz Antonio Mameri, arribó al Perú dos veces durante el segundo gobierno de Alan García y 22 veces en el régimen de Ollanta Humala, por lo que es altamente probable que conozca los detalles de supuestos actos de corrupción durante las dos administraciones presidenciales mencionadas en las que Odebrecht obtuvo adjudicaciones de obras públicas de manera individual o consorcionada con otras compañías brasileñas.
Sin embargo, Mameri no solo conoce de las coimas a funcionarios gubernamentales sino también de los aportes a candidatos presidenciales. Como lo mencionó en su declaración Jorge Barata, el 11 de junio del 2011 sostuvieron una reunión Marcelo Odebrecht, Luiz Antonio Mameri y Ollanta Humala. Barata ha confesado que por exigencia de Odebrecht aportó 3 millones de dólares a la campaña de Humala.
Pero como declaró Marcelo Odebrecht a los fiscales peruanos en el encuentro que mantuvieron el 15 de mayo en Curitiba, Brasil, la entrega de dinero a Humala fue un pedido expreso del ex presidente Lula da Silva para financiar la campaña del entonces candidato nacionalista. Pero que la constructora consideró conveniente también suministrar fondos a la campaña de Keiko Fujimori, porque era mucho más afín a los intereses de la compañía brasileña. Marcelo Odebrecht relató a los fiscales peruanos que Jorge Barata se opuso a entregar dinero a Humala porque se había decidido respaldar a Keiko Fujimori, pero creía que al final se desembolsó a los dos candidatos que en la campaña del 2011 eran los favoritos.
Sin lugar a dudas, Luiz Antonio Mameri debe contar con información precisa de las aportaciones de Odebrecht a Keiko Fujimori y se espera que los fiscales Hamilton Castro y Germán Juárez, esta vez, se enfoquen en uno de los aspectos más débiles de sus investigaciones: la poca información obtenida sobre entrega de dinero a las campañas políticas de Fuerza Popular y el APRA.
El ex responsable de las operaciones de Odebrecht, Luis Alberto de Meneses Weyll, es otro de los colaboradores de suma importancia para destapar nuevos actos de corrupción de la constructora durante los gobiernos de Alan García y Ollanta Humala.
De acuerdo con su movimiento migratorio, De Meneses ingresó en el Perú en 30 ocasiones durante el mandato de García, y once veces en la administración de Humala.
Al igual que Luiz Antonio Mameri, después de acogerse a la delación premiada, De Meneses hizo una visita relámpago de menos de 24 horas al Perú, presumiblemente para concordar sus manifestaciones a las autoridades con los representantes de Odebrecht en nuestro país, entre ellos, Jorge Barata.
De Meneses es un colaborador de altísimo nivel. Entre otras confesiones, afirmó a las autoridades que el ex presidente de Petróleos de México (Pemex) Emilio Lozoya recibió 10 millones de dólares a cambio de que se le entregara a Odebrecht una obra de 115 millones de dólares.
Un tercer potencial informante sobre presuntos actos de corrupción en el Perú es Isaías Chaves Santos, señalado por la denuncia penal del Ministerio Público Federal de Brasil, fechada el 26 de abril del 2016, como “responsable de la elaboración de las planillas de los pagos ilegales” requeridos a Odebrecht.
El movimiento migratorio de Chaves indica que estuvo solamente en dos ocasiones en el Perú, del 24 al 26 de noviembre del 2008, y del 12 al 15 de julio del 2009, durante el gobierno de Alan García. Resulta extraña su presencia en el país porque no era un directivo sino un hombre encargado de registrar el desembolso de las coimas. Sabe demasiado, como Luiz Antonio Mameri y Luis Alberto de Meneses Weyll.
En octubre del 2015, el Ministerio Público Federal de Brasil describió las actividades ilegales de la constructora Odebrecht bajo el liderazgo de Marcelo Bahia Odebrecht, quien contaba con el pleno concurso de Luiz Antonio Mameri, nacido el 9 de agosto de 1955, según su pasaporte FL335529.
La denuncia fiscal describe que Mameri actuaba bajo órdenes directas de Odebrecht, no solo en temas relacionados con el pago de sobornos a funcionarios públicos extranjeros, sino también con los del gobierno de Lula da Silva. El contacto entre Luiz Antonio Mameri y la administración del Partido de los Trabajadores era el 'Italiano', como era conocido el ex súper ministro de Lula y de Dilma Rousseff, Antonio Palocci.
Mameri ha entregado información sobre presuntos pagos al ex ministro kirchnerista de Planificación Julio de Vido, por un monto que alcanzaría los 14 millones a cambio de la adjudicación de obras públicas.
Delaciones atribuidas a Mameri implican al ex ministro de la presidencia de Panamá Demetrio Jimmy Papadimitriu, a quien se atribuye haber recibido 6.5 millones de dólares.
También destapó pagos de sobornos por cuatro millones de dólares en Colombia.
Los otros dos colaboradores sobre actividades ilegales de Odebrecht, Luis Alberto de Meneses Weyll e Isaías Chaves Santos, estuvieron en el Perú. (Diario La República)
http://larepublica.pe/politica/1076127-luiz-antonio-mameri-el-nuevo-colaborador-estrella-de-odebrecht-sobre-el-caso-lava-jato
Comparte este artículo en :
 

© Copyright radioperuinka 2016 | Director General Periodista Julinho Aguirre Soto | |Lima Perú.