N O T I C I A S:

OPINIÓN. Ahora pues por Juan José Garrido

lunes, 28 de agosto de 2017

Ahora pues por Juan José Garrido  (Diario Perú 21)


“Nadie puede sorprenderse con la situación actual y el estado de las cosas. Fue ampliamente advertido, por distintas personas, desde hace varios años”.

Las últimas cifras de aprobación presidencial, presentadas ayer por GfK, son terribles. Como peruano, siento mucho que la sociedad en general desperdicie años valiosos y entornos favorables como el actual para consolidar ese tránsito al desarrollo que tanto –supuestamente– deseamos. Y digo la sociedad en general porque esta situación no es el resultado de las acciones de una clase o un par de personas confundidas. No. Todos somos, de una u otra manera, responsables de esta realidad: desde la autoridad que perdió el rumbo, hasta el último peruano que dejó de lado sus responsabilidades tributarias, pasando por los empresarios grandes y chicos que prefirieron cortar camino, los burócratas que desdeñan al ciudadano y a sus derechos, hasta el académico o el comunicador que aprovechó el espacio para hacer política y no para cumplir con su obligación.

Se suele creer que las situaciones críticas, cuando se siente que ya no pueden salir peor las cosas, crean los espacios para que la mayoría reaccione y se tomen decisiones. Hace 2,500 años, los griegos se entregaban a un tirano a fin de acabar con el caos o el desgobierno; hoy, por supuesto, vivimos en una sociedad democrática, con instituciones que –al menos en el papel– contienen mecanismos de resolución cuando se presentan las mismas. Pero, como ya sabemos, una de las razones por las cuales estamos como estamos es por la falta de instituciones inclusivas, justas, transparentes, de aquellas que incentivan el actuar honesto de sus ciudadanos.
Por cierto, nadie puede sorprenderse del estado actual de las cosas. Fue ampliamente advertido, por distintas personas, desde hace varios años. Y tampoco es válido levantar el dedo y señalar; ese limeñísimo “todos son culpables menos yo” es una hipócrita y cínica manera de autocomplacencia. Pero nada más.
Dos problemas, que parecen irresolubles, nos pueden dejar en esta realidad por un buen tiempo: el primero, no hay un consenso sobre el camino a seguir; el segundo, no hay líder con la legitimidad para señalarlo. Como dicen, ahora pues.

Comparte este artículo en :
 

© Copyright radioperuinka 2016 | Director General Periodista Julinho Aguirre Soto | |Lima Perú.